“Impulsamos la modernización y la digitalización de la banca de cara al consumidor”

Comparta el artículo

TyN Magazine entrevistó durante su estadía en Panamá a Jorge Juan de la Guardia, Presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá. Durante la misma se abordaron temas inherentes al crecimiento del país dentro del ecosistema financiero quién nos comentó:

TyN Magazine:¿Cuál es el nivel de adopción tecnológica en que se encuentran actualmente las empresas en Panamá? 

Jorge Juan de la Guardia: Panamá tiene una buena posición a nivel centroamericano, en cuanto al uso del Internet y la adopción de herramientas de telecomunicación e información TICs.

El Networked Readiness Index (NRI), del Foro Económico Mundial en su último informe global de tecnología de la Información (2018), ubica a Panamá en la posición 55 con un puntaje de 4.3, destacando la accesibilidad, infraestructuras, contenido, el uso por los diferentes sectores del país y su impacto económico y social.

Este índice mundial refleja en el ‘uso de la tecnología en los negocios’ en la posición 39 con un puntaje de 4.0, por los niveles de absorción tecnológica en las empresas, el uso de internet en las relaciones entre empresa y consumidor y la capacidad de innovación.

Por otra parte, en Panamá el 70% de las empresas en su mayoría son microempresas y Pymes donde tienen un nivel de adopción tecnológico en muchas ocasiones de forma artesanal, es decir, computadoras, equipos multifuncionales, internet básico.   Normalmente adoptan en la mayoría de los casos configuraciones básicas tipo “Home Business” por la oferta de servicios que ofrecen las empresas de telecomunicaciones que brindan soluciones para economizar estas soluciones a las compañías.   En empresas con más de 100 usuarios la figura cambia un poco ya que denotan un interés por mejorar los servicios, aumento de ancho banda y mayor seguridad al transaccionar.

TyN M: Estamos transitando la Cuarta Revolución Industrial donde la tecnología es el movilizador de todas las áreas de las industrias y los servicios. ¿En este contexto cómo se encuentra Panamá?

 J J de la Guardia: Panamá se desarrolla muy fuerte en el uso de las tecnologías, tanto así que el uso de dispositivos móviles entre la población es muy alto, la cantidad de usuarios en redes sociales es alto, los niveles de uso de la tecnología altos (esta información la tienen en un estudio OPTIC que desarrollan en CAPATEC y va a ser lanzado en unos días).

El gobierno junto con las asociaciones publico privadas y universidades públicas han estado promoviendo a través del capital semilla el emprendimiento local donde han movilizado jóvenes empresarios emprendedores y startups que han generado nuevos tipos de negocios en vías hacia la transformación digital.   Sin embargo, en cuanto al tema de recurso humano se encuentra rezagado ya que hace falta mano de obra calificada con expertice y habilidades blandas que permitan brindar el servicio a los clientes y usuarios.    También se promueve muy poco el desarrollo científico e de investigatigación en las universidades privadas y públicas por lo cual no permite formar apropiadamente a los profesionales.

TyN M: Panamá es un hub bancario por excelencia. Actualmente, ¿cómo considera la evolución tecnológica de ese hub financiero?

 J J de la Guardia: El Consejo de Gabinete aprobó el año pasado el Decreto Ejecutivo que crea el Panamá Hub Digital el cual es una hoja de ruta que va alineado a toda una estrategia de convertir a Panamá en un Hub Digital aprovechando su posición geográfica y de ser un país donde atraviesan ocho (8) cables de comunicación de fibra óptica lo cual representa una ventaja competitiva en relación a otros países de la región.

Por su parte, los bancos panameños enfocados en consumo masivo están invirtiendo importantes recursos en robustecer su banca en línea, lanzar aplicaciones y plataformas para facilitar al cliente todo lo relacionado a banca de consumo y movimiento de dinero. Dos ejemplos que caben destacar son Nequi de Banistmo y Yappi de Banco General.

La interacción del cliente con el banco mediante medios digitales crece acentuadamente año tras año. Algunas de estas aplicaciones están diseñadas para funcionar con celulares que tienen parámetros biométricos incorporado a su sistema, de manera que la aplicación, por ejemplo, reconoce la cara del cliente, agilizando la experiencia.

Estas aplicaciones y plataformas seguirán evolucionando y los bancos tendrán que continuamente reinventar su oferta de servicios digitales. Como referencia, en otros países como Colombia, Perú y Brasil muchos bancos tienen planes de inversión en tecnología por montos que oscilan entre $100 y hasta $150 millones en los próximos 3 a 5 años.

 TyN M: Teniendo en cuenta que hay mucha gente no bancarizada que limita la capacidad de consumo, ¿ve necesario que la banca avance hacia la digitalización?

 J J de la Guardia: Primero, hace alta sensibilización, mayor docencia y capacitación, esto permite hacer perder el miedo al consumidor.   Si no se enseña o no se instruye no se puede pretender que tengamos gente bancarizada.   Como no es un tema que brinda seguridad o interés no es utilizado por la población.    Si notamos que cuando una persona adquiere un celular aprende la forma y la manera de usarlo es por tal motivo que existe interés.   Si logramos enseñar se culturiza a la población y se logra una mayor población bancarizada.

Además, los bancos deberían elaborar una hoja de ruta de capacitaciones para sus cuentahabientes. De igual forma, la banca tiene que continuar con su digitalización, lo que permite apoyar el crecimiento del consumo, así como mejorar facilidades a sus clientes, reduciendo los costos operativos y generando crecimiento económico.


Comparta el artículo