Bitpoint reembolsará a sus clientes con criptomonedas, no en efectivo

Comparta el artículo

Bitpoint, la casa de cambio japonesa de monedas virtuales, reembolsará a cerca de 50,000 de sus clientes que sufrieron pérdidas la semana pasada, en lo que aparentemente fue un ataque perpetrado por hackers, de acuerdo a una nota publicada por el diario nipón The Asahi Shinbum, el segundo periódico más popular de Japón.

El reembolso, que será operado en criptomonedas, no en efectivo, subsanará la pérdida de 3.02 billones de yenes (28 millones de dólares), de los cuales 2.06 billones pertenecían a los clientes, mientras que el resto formaba parte de los activos de la casa de cambio que es una filial de la empresa Remixpoint Inc.

Originalmente, Bitpoint habría reportado el robo de 3.5 billones de yenes, cifra sustraída de una cuenta conocida como hot wallet  en virtud de estar conectada a Internet. Sin embargo, la casa de cambio habría recuperado casi 500 billones de yenes en operaciones realizadas fuera del país, por lo que, al final, el quebranto se habría reducido a poco más de tres billones.

Genki Oda, el presidente de Bitpoint Japón, se disculpó en una conferencia de prensa y aseguró que una investigación ha sido puesta en marcha para determinar qué fue lo que ocurrió con las criptomonedas que se perdieron, de las cuales, detalló la compañía, habrían sido robadas 1,225 unidades de Bitcoin (15,300 millones de yenes), 1,985 de Bitcoin Cash (70 millones de yenes), 11,169 de Ether (330 millones de yenes), 5,108 de Litecoin (0.5 mil millones de yenes) y 28,106,323 de XRP (10.02 mil millones de yenes).

El ataque perpetrado a Bitcoin no es un acto aislado: el año pasado, Coincheck, una competidora de Bitpoint, sufrió un ataque similar con pérdidas que ascendieron a 500 millones de dólares. Algo peor ocurrió en 2017 con Youbit, una casa de cambio de Corea del Sur, que tras haber sido hackeada dos veces cerró sus operaciones y se declaró en quiebra.

El robo tuvo lugar en un momento en que las criptodivisas están siendo severamente cuestionadas por los órganos reguladores de la economía mundial, a partir del anuncio hecho por Facebook y 27 empresas más en torno a la creación de una nueva moneda virtual llamada Libra. El incidente va en detrimento de la economía alterna y digital por la que están pugnando las empresas tecnológicas.


Comparta el artículo