Un mail falso suplanta a la FCA del Reino Unido y ofrece ganar Bitcoins

Comparta el artículo

Un correo electrónico que ha estado circulando durante los últimos días en el ciberespacio, y en el que se asegura procede de la Financial Conduct Authority (Autoridad de Conducta Financiera, FCA, por sus siglas en inglés), la institución que regula el entramado financiero del Reino Unido de manera independiente al gobierno, promete a quien lo recibe ganancias garantizadas en criptomonedas, específicamente Bitcoins.

Con la leyenda “Oportunidad garantizada de ganar” a modo de asunto, así como la marca de la FCA y el logotipo de la Prudential Regulation Authority, otro ente regulador del cuerpo de servicios financieros del Reino Unido, el mensaje intenta persuadir a los destinatarios de las bondades del Bitcoin, la criptomoneda más valiosa del mercado.

“El Bitcoin aún está lejos del precio más alto al que ha llegado (20,000 dólares), el cual alcanzó en 2017, pero algunos expertos en criptomonedas creen que alcanzará un valor mucho más elevado en 2020”, se lee en el cuerpo del email. Acto seguido, se invita al receptor del mensaje a oprimir un botón que ostenta los colores de la FCA.

El mensaje cuyos contenidos aún no han sido debidamente analizados, podría tratarse de un virus o de una organización de “minadores” en busca de obreros a los cuales reclutar para hacerse de criptomonedas, en una suerte de esclavitud virtual, si tal cosa es posible. Pero más allá de su origen, lo que causado alarma es la suplantación que se pretende hacerse de la FCA.

En tanto las criptomonedas no gozan de ningún tipo de regulación en el Reino Unido, la FCA ha advertido a sus ciudadanos de los riesgos aparejados a inversiones de este tipo, de modo que si se diera el caso de algún tipo de fraude en el que estuvieran inmiscuidos tales recursos, los incautos inversionistas no tendrían oportunidad de reclamar a ningún ente regulador la reparación del daño.

“Tengan en cuenta que nunca contactaremos a ninguna persona solicitándole dinero o los detalles de su cuenta bancaria”, aseguró la FCA en respuesta a este caso de suplantación. “Dicha correspondencia está probablemente vinculada a un grupo de fraude organizado y en ese sentido encarecidamente les advertimos que no respondan a los criminales en modo alguno”.

Del mismo modo, instó al público a buscar detalles en dicho tipo de mensajes para corroborar que no han sido enviados por la FCA, tales como un número telefónico perteneciente a otro país, un apartado postal con domicilio en el extranjero o una cuenta de Gmail o Hotmail.


Comparta el artículo