Las fintechs de México no desplazarán a los grandes bancos, afirma Moody’s

Comparta el artículo

A pesar del gran momento que viven y que implica un desarrollo y una expansión vertiginosa, las empresas fintech aún están muy lejos de competir y desplazar a los grandes bancos de México, así lo aseguró Moody’s, la agencia de calificación de riesgo que es parte de Berkshire Hathaway, la tenedora estadounidense que es propiedad del magnate Warren Buffett.

En el estudio “Fintech’s mexicanas promueven la inclusión financiera pero no desplazarán a los bancos” que recién publicó en su portal de Investor’s Service, Moody’s señala que los grandes bancos mantendrán su dominio en el sistema financiero de México en virtud a que están enfocados en la parte superior de la pirámide económica, en tanto que las fintechs tendrán que conformarse con atender a la población que cuenta con bajo o nulo acceso a la banca tradicional.

“La economía de México es extensamente informal y dependiente del efectivo, lo cual resulta en un desafío para los bancos tradicionales y una oportunidad para las fintechs disruptivas”, afirma Felipe Carvallo, vicepresidente senior del Departamento de Crédito de Moody’s. Y añade: “El principal crecimiento e inversión de las fintechs está enfocado en esas áreas, haciendo más fácil la colocación de crédito a personas físicas y pequeñas y medianas empresas, así como en promover la realización de pagos sin efectivo”.

La calificadora considera que si bien la llegada de las nuevas tecnologías tendrá un impacto considerable y transformador en todos los modelos de negocio y entorno operativo de las empresas financieras, sus implicaciones serán distintas en cada país, subsector e instituciones.

La Ley Fintech que entró en vigor en México en marzo del año pasado, es un marco que servirá para formalizar las operaciones actuales, a la vez que generará una mayor inversión en el establecimiento de las normas mínimas de gobierno corporativo y protección al consumidor. Ahora bien, detrás del boom que han experimentado las fintech a partir de la incorporación de la normativa, es previsible que su crecimiento se modere en el corto plazo, lo cual, paradójicamente, las hará más atractivas a los ojos de los inversionistas locales y fintechs extranjeras.

“Habrá amplio espacio para que se expandan las fintechs, aunque los bancos mantendrán su dominio dado el arraigo de sus franquicias y el amplio acceso que tienen a fondeo de bajo costo con depósitos de sus actividades centrales”, asegura Carvallo en este sentido.

Como parte de este proceso de evolución y transformación, Moody’s considera que los grandes bancos invertirán en digitalización y buscarán asociarse con algunas noveles empresas, en tanto que los pequeños habrán de perder clientes si no se adaptan a las nuevas condiciones del mercado.


Comparta el artículo