Ochenta y cinco empresas cumplen con el plazo de la Ley Fintech para operar en México

Comparta el artículo

Concluido el plazo establecido para que las empresas presentaran su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria de Valores de México (CNBV) y obtener la autorización para operar como financieras tecnológicas, sólo 85 startups cumplieron con el requisito de entre más de dos centenas de compañías existentes que podrían haber aplicado para tal efecto.

La fecha establecida como límite por la CNBV, en concordancia con los lineamientos establecidos por la Ley Fintech que fue autorizada el año pasado, fue el pasado 27 de septiembre, y a este llamado atendieron 60 empresas que operarán como instituciones de fondeo de pagos electrónicos, mientras que las 25 restantes lo harán como plataformas de crowdfunding (financiamiento colectivo).

“El futuro nos alcanzó”, expresó Adalberto Palma, presidente de la CNBV, al conocerse la cifra final de compañías fintech que se han sometido al escrutinio de la regulación de la legislación vigente, y que recibirán autorización formal para entrar en funciones como tales en un plazo que en lo mínimo será de 90 días mientras que en el máximo podría extenderse hasta 180.

“Me da gusto que se esté modernizando el sector y que haya empresas que decidido disciplinarse y entrar en este proceso. ¿Son pocas? No lo sé, lo que sí sé es que es un esfuerzo muy grande por parte de la gente que estaba y está ahí, y la verdad es que me da gusto que se hayan decidido disciplinarse”, dijo Palma ante el cuestionamiento de que no fueron muchas firmas las que presentaron su solicitud.

En México, de acuerdo al recuento de Finnovista, la plataforma que impulsa en Latinoamérica y España los esfuerzos de las startups en los sectores fintech e insurtech, existen alrededor de 400 empresas de esta naturaleza, circunstancia que ha convertido al país en el mercado líder de la región así como también en el paraíso de esta novel industria.

“Yo no tenía propiamente una expectativa. Es un buen momento para el país en términos de avanzar con la regularización de una industria que ya está aquí y es una industria que se quedó y va a ser útil para la competencia y la inclusión”, respondió Palma en relación  a si esperaba un mayor de empresas enlistadas.

El vencimiento del plazo inhabilta a las empresas que no solicitaron autorización de la CNBV para seguir operando del modo en que venían haciéndolo, de modo que están impedidas de hacerlo so pena de enfrentar sanciones administrativas y penales. Las que sí lo hicieron puede continuar en funciones hasta recibir, o no, el permiso correspondiente. 

Finalmente, aquellas empresas noveles que estén en el proceso de su constitución podrán incorporarse al universo fintech de México, siempre y cuando atiendan la regulación establecida para su funcionamiento. 


Comparta el artículo