Impone la SEC multa de 24 mdd a Block.one por una oferta inicial de tokens no autorizada

Comparta el artículo

Block.one, la empresa de blockchain que desarrolló la red EOS, llegó a un acuerdo civil con la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) mediante la cual se compromete a pagar una suma de 24 millones de dólares por concepto de multa única, tras haber realizado una oferta inicial monedas (ICO) que no fue registrada en su momento. El pago de la misma, empero, no implica que la empresa admita o niegue las conclusiones alcanzadas por la SEC, las cuales fueron hechas públicas mediante un comunicado.

Block.one, que tiene su sede en Hong Kong pero también cuenta con oficinas en Virginia, específicamente en el Distrito de Columbia, habría puesto a la venta los tokens ERC-20 durante el periodo comprendido entre el 26 de junio de 2017 y el 1 de junio de 2018, sin haber realizado el trámite de registro ante las autoridades correspondientes.

En el lapso señalado, la compañía comercializó 900 millones de tokens a través de los cuales consiguió hacerse de varios miles de millones de dólares (fuentes no oficiales aseguran que la suma fue de 4,100 millones), pero no registró su ICO como una oferta de valores en obediencia con las leyes federales de valores de Estados Unidos.  

“Un número significativo de inversionistas estadounidenses participaron en la ICO de Block.one”, aseguró Stephanie Avakian, codirectora de la División de Cumplimiento de la SEC. “Las compañías que compran o venden valores a inversionistas estadounidenses deben cumplir con las leyes correspondientes, independientemente de la industria en la que operen o de las etiquetas que coloquen en los productos de inversión que ofrezcan”.

En un comunicado emitido por Block.one, la compañía señaló que el acuerdo alcanzado con la SEC, se refiere únicamente a la unidad de token ERC-20, que se vendió en la cadena de bloques Ethereum durante el periodo especificado anteriormente, el cual, por cierto, ya no está en circulación y no se negocia más, por lo tanto no existe el requerimiento de que sea registrado como un valor ante la instancia reguladora.

“Estamos entusiasmados por haber dirimido estas problemáticas con la SEC y comprometidos a seguir colaborando con los reguladores y legisladores en la medida en que en el mundo se sigue perfeccionando la transparencia en relación al marco normativo de los activos digitales”, se lee en el documento.


Comparta el artículo