Telegram insta a una Corte de EU a rechazar la acción de emergencia emprendida en su contra por la SEC

Comparta el artículo

En un documento que entregó a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, del cual el portal de Internet Cointelegraph publicó una copia, la plataforma de mensajería Telegram instó a la entidad judicial a rechazar la solicitud presentada por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) de un requerimiento judicial preliminar en contra de la empresa fundada por los hermanos Pável y Nikolái Dúrov.

Asimismo, Telegram pidió a la corte que emitiese una orden en el sentido de mantener el status quo en relación a la oferta, venta o distribución de Grams, la criptomoneda desarrollada por la plataforma. La solicitud fue presentada ante la corte dos días antes de la fecha establecida por Telegram para emprender una contrademanda en contra de la SEC.

En días recientes, la SEC presentó una orden de restricción en contra de Telegram y Telegram Open Network (TON), a las que responsabiliza de haber emitido una Oferta Inicial de Moneda (ICO) no registrada, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, la cual habría recaudado 1,700 millones de dólares en fondos de inversionistas.

Por tal razón, el órgano regulador estadounidense llevó a cabo una “acción de emergencia” que condujo a la obtención de una orden de restricción temporal en contra de las compañías anteriormente citadas, que de acuerdo a la denuncia comercializaron “aproximadamente 2,900 millones de tokens digitales denominados Grams, a precios de descuento, a 171 compradores de todo el mundo, lo cual incluye la venta de más de 1,000 millones de Grams a clientes en Estados Unidos”.

En sarcástica alusión a la “acción de emergencia” llevada a cabo por la SEC el pasado 11 de octubre, Telegram alega en el documento que la solicitud del organismo es “una emergencia de su propia creación”.

Como parte de sus argumentos, la empresa detalló que ha estado en contacto de forma voluntaria y estrecha con la autoridad en relación a la cadena de bloques TONS y Grams durante los últimos 18 meses, tiempo durante el cual no recibió retroalimentación clara al respecto. En este sentido, Telegram precisó que supuestamente la autoridad decidió proceder de ese modo en virtud a que la empresa se comprometió a reembolsar a sus inversionistas en el caso de que el TON no hubiese sido lanzado antes del 31 de octubre.

“A pesar de que la SEC supo durante 18 meses que si la cadena de bloques de TON no se ponía en marcha antes del 31 de octubre de 2019, Telegram estaría obligado, en virtud a sus acuerdos con compradores privados, a devolver los fondos recaudados, la SEC I) nunca solicitó que Telegram retrasara el lanzamiento de la cadena de bloques TON; II) nunca informó a Telegram de su intención de solicitar medidas cautelares y (III) esperó hasta la última hora para presentar una solicitud ex parte para ordenar el lanzamiento de Telegram”, se lee en el documento.

La compañía también enfatiza que su token Gram en modo alguno es o representa un valor al afirmar que en el pasado ha tratado el tema de la Colocación Privada como una oferta de valores de conformidad con las exenciones válidas al registro en obediencia a la Ley de Valores de 1933. En este sentido argumenta que, una vez que la cadena de bloques TON sea puesta en funcionamiento, los Grams no serán más una simple moneda o mercancía, como lo son el oro o la plata, pero en ningún caso un valor.

En relación a la ICO que presuntamente habría llevado a cabo, Telegram lo niega categóricamente: “A diferencia de otros activos digitales que se han ofrecido al público en general a través de las llamadas Ofertas Iniciales de Monedas, Telegram no lo ha hecho y nunca ofrecerá ningún valor al público a través de una ICO”.

Finalmente, Telegram concluye que debido a que se decidió retrasar el lanzamiento del Blockchain de TON, no es necesario que la Corte emita un requerimiento judicial preliminar en la presentación de la demanda.


Comparta el artículo