“Facebook no es el mensajero ideal de la Libra”: Mark Zuckerberg

Comparta el artículo

Llegó el día y si bien Mark Zuckerberg no ha levantado la espada, queda claro que tampoco asistirá desarmado a la audiencia con la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que se celebra el día de hoy en Washington D.C. Eso lo prueba el testimonio que preparó para tal efecto y que fue hecho público el día de ayer. De acuerdo al mismo, el CEO de Facebook contemplaría retrasar el lanzamiento de la criptomoneda, previsto para junio del próximo año, pero en modo alguno significaría cancelar el proyecto.

“Pienso que esto es algo que debe llevarse a cabo, pero entiendo que no somos el mensajero ideal en este momento”, se lee en la declaración que Zuckerberg presentará a la Comisión. “Estoy seguro de que la gente desearía que fuese alguien distinto a Facebook el que presentara esta idea”.

Dicho de esta manera supone casi un mea culpa, a tono con el escándalo protagonizado por la red social cuando se ventiló el affaire Cambridge Analytica que colocó a la compañía en una situación precaria de la que aún no ha podido recuperarse. Pero ya se sabe que Zuckerberg posee un ego notable. Y que siempre suele guardarse un as bajo la manga.

Pese a los esfuerzos realizados en los últimos meses por recuperar la confianza de sus usuarios, Facebook ha estado en la mira de diversas instancias gubernamentales, la Casa Blanca entre ellas, no sólo por el asunto Cambridge Analytica, sino también por su iniciativa de crear una criptomoneda cuyo objetivo ulterior es la creación de un sistema financiero alterno, algo que no ha sido bien visto por el establishment bancario internacional. 

En su defensa, Zuckerberg reiterará lo que la compañía y sus voceros han estado diciendo en las últimas semanas: que el Proyecto no será puesto en marcha si no hay consenso entre las entidades reguladoras. “Facebook no será parte del lanzamiento del sistema de pagos Libra, en ningún sitio del mundo, hasta que los reguladores estadounidenses lo aprueben”.

Puesto en blanco y negro suena genial, pero falta ver qué dice la Comisión. Sea como sea, parece ser que se llegó a un punto de inflexión. Y que a partir de hoy el destino de la Libra estará atado a la humildad o a la soberbia de Mark Zuckerberg.


Comparta el artículo