Cinco países de la UE forman un bloque para impedir la llegada de la Libra a Europa

Comparta el artículo

Luego de la paliza que recibió hace unos días cuando compareció ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de RepresentantesMark Zuckerberg no puede ver la suya. Al rechazo por parte de las autoridades gubernamentales de Estados Unidos del llamado Proyecto Libra que contempla la creación de una criptodivisa, ahora se suma una andanada por parte de cinco países de la Unión Europea que tampoco ven con buenos ojos dicha iniciativa.

AlemaniaItaliaEspaña y los Países Bajos, con Francia a la cabeza del grupo, se oponen decididamente a que avance el proyecto de la Asociación Libra –la cual en un principio estaba integrada por 28 compañías y que en las últimas semanas registró una deserción de siete integrantes–, señala un reporte del portal europeo Politico.

Representantes de los ministerios de finanzas de los cinco países, habrían sostenido una serie de reuniones a puerta cerrada a lo largo del mes de octubre, y el pasado lunes habrían fijado su posición, de acuerdo a cuatro personas que estuvieron presentes en dicha sesión y que no fueron citadas por sus nombres, asegura el sitio online especializado en noticias de corte político.

La iniciativa que lidera el gobierno de París, tiene por objetivo alentar a todos los gobiernos de la Unión Europea para establecer una prohibición conjunta de la criptomoneda Libra, aseguraron una serie de diplomáticos de la región geopolítica, así como funcionarios de la Comisión Europea que hablaron con Politico sin revelar sus nombres.

No será sencillo. Por principio, Bruselas requiere de un motivo legal que vaya más allá de su animaversión al proyecto de Zuckerberg para prohibirlo. Y ahora no lo tiene. Sin embargo, los ministros de finanzas de los países involucrados están fabricando uno: a menos que pueda ser regulada por la Unión Europea, la Libra de Facebook no tendrá cabida en esa región.

Según Politico, una vocera del ministro de finanzas de Francia, Bruno Le Maire, se remitió a las declaraciones que éste realizó el 18 de octubre pasado durante una reunión en Washington D.C. con sus pares del G7, y en las que llanamente condenó la creación de la Libra.

“Los países perderían su soberanía a favor de intereses privados y también el control sobre sus políticas monetarias, lo cual es algo que sería totalmente inaceptable”, habría dicho Le Maire a un grupo de periodistas. Y añadió tajante: “No aceptaremos eso”.

A Facebook le llueve sobre mojado y no parece que la tormenta vaya a amainar en los meses por venir. Pese a ello, y al mea culpaque entonó en su comparecencia de hace unos días, no queda claro que Mark Zuckerberg y su ego vayan a renunciar así como así a sus intenciones de crear una criptomoneda que podría alterar el orden financiero mundial. Siempre y cuando, claro está, el establishment financiero internacional se los permita.


Comparta el artículo